No hacemos avalúos en este espacio. Le ofrecemos una disculpa.

Venta Online

24/8/2014

5 PESOS 2005 DEL 100 ANIVERSARIO DE LA REFORMA MONETARIA DE 1905


El 25 de marzo de 1905, se publicó en el Diario Oficial la Ley que establecería el régimen monetario de los Estados Unidos Mexicanos.   Esta Reforma permitió al país estar a la misma altura que los estándares internacionales respecto al valor del oro, consolidó el Sistema Métrico Decimal e incorporó en el anverso de las monedas la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”, sustituyéndola por “República Mexicana”.

No obstante la anterior, la orden no surtió efecto para todos, pues muchas monedas revolucionarias de Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, Estado de México y Morelos, entre otros, siguieron utilizando la leyenda “República Mexicana” en sus acuñaciones de 1913 a 1916…  ¿Cómo parte del proceso de adaptación o como un acto de rebeldía? No se conoce a ciencia cierta.

Lo que sí sabemos es que a partir de la Reforma Monetaria de 1905, “se dotó a las monedas de un nuevo aspecto formal, estableciendo el uso del Escudo Nacional rodeado por la inscripción ‘Estados Unidos Mexicanos’, que se conserva hasta la amonedación contemporánea”. 1  

Para conmemorar el 100 Aniversario de esta Ley, Banco de México puso en circulación esta pieza de 5 Pesos de plata 0.999.
Imagen: Casa de Moneda de México
 
Anverso.-

El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.

Reverso.-

El Gorro Frigio resplandeciente con la palabra “Libertad” y bajo la leyenda “Reforma Monetaria”; del lado izquierdo del Gorro Frigio el año “1902” y del derecho, a dos renglones, la ceca “Mo” y el año “2005”.   Abajo el valor “$5”.  Todo sobre la guirnalda de laurel y encina.

 

Fuentes:


23/8/2014

LAS PRIMERAS MONEDAS MEXICANAS FECHADAS ¿FUERON DE 1607?


La acuñación de moneda en México inició en el mes de abril de 1536, primero con las monedas conocidas como “Carlos y Juana” (1536 – 1555) y luego con las de Felipe II (1556 – 1598).   Estas primeras emisiones además de ser de forma irregular, tienen la característica de no haber sido fechadas.   Ninguna tiene la referencia del año en que fueron puestas en circulación.

Las primeras piezas mexicanas fechadas se dan durante el reinado de Felipe III, y muchos conocedores del tema, marcan en año 1607 como la primera vez que aparece una fecha en las monedas de Nueva España acuñadas en la Casa de Moneda de México.   Duane D. Douglas, escribió: “Se comenzó a usar fecha en la moneda durante este reinado, siendo la primera fecha conocida la de 1608/7, lo cual nos indica que debieron haber existido monedas con la fecha de 1607”. 1   Se acuñaron en plata denominaciones e ½, 1, 2, 4 y 8 Reales.
8 Reales Felipe III 1611 Mo
Foto cortesía de Fernando González Ortega
 
No obstante esto, hay que recordar que por la forma irregular que tienen estas piezas, a veces la fecha no alcanzaba a sellarse en el cospel, igual que otros datos que también pueden no aparecer en las monedas, como partes de la leyenda, la ceca y las iniciales del ensayador.   Es de suponer entonces, que las monedas macuquinas que tienen visible la fecha, tienen más valor numismático.   Esta fecha se nota a veces con sus cuatro dígitos, pero también es común distinguir solo tres, dos o uno de ellos… o ninguno.

Pero regresando a ese 1607.   La mayoría de los catálogos señalan precisamente esa fecha como la primera en la que se grabó el año de acuñación en las monedas de México. 2  Sin embargo, José Manuel Sobrino 3  hace referencia a dos piezas fechadas anteriores a ese 1607: “En esta época comienza a colocarse la fecha en las monedas de Hispanoamérica, siendo las más antiguas una de 1590 en un real de a cuatro de México que se encuentra en el Escorial, y otra de 1600 en otra pieza de ocho reales que se guarda en el monetario del Banco de México”.   Esta última ilustrada en su libro.

Interesante dato que nos invita a seguir investigando.

 

Fuentes:

1. “Numismática Mexicana; El libro primero y la moneda después”, México.  Pág.7

2. “Standard Catalog of Word Coins: Spain, Portugal and the New World” (Krause Publications) y “Catálogo de Monedas Coloniales de México” (F. González Ortega).

3. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, 1972.  Págs. 26 y 27.

19/8/2014

20 PESOS XIUHTECUHTLI AÑO 2000


Xiuhtecuhtli era el dios del fuego.   Al cerrarse el ciclo de cincuenta y dos años, los mexicas temían ser abandonados por la deidad, y para evitarlo, celebraban fiestas en su honor que incluían sacrificios humanos.

El término del milenio y el inicio del siglo XXI también nos invitó a recordar nuestro pasado, y para conmemorar el acontecimiento, se incluyó al cono monetario una pieza conmemorativa de 20 Pesos.

La moneda dedicada a Xiuhtecuhtli –“Señor del Fuego”- fue puesta en circulación por Banco de México en el año 2000, como parte de las piezas acuñadas para recibir el nuevo milenio y la reflexión propiciada en torno al pasado, presente y futuro para todos los que nos regimos de acuerdo al Calendario Gregoriano.

La pieza, está dedicada a la antigua ceremonia prehispánica del “Fuego Nuevo”, celebrada por nuestros antepasados cada 52 años como fin de un ciclo e inicio de uno nuevo lleno de prosperidad y bienestar.

Su módulo es de 32 milímetros y es bimetálica: cuproníquel en el núcleo y aluminio / bronce en el anillo; su pero es de 15.9 gramos, con canto estriado discontinuo.


Anverso.-

El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.


Reverso.-

Al centro del campo, representación prehispánica de Xiuhtecuhtli, “señor del fuego, señor del año”, de perfil a la izquierda sosteniendo en sus manos la antorcha, con la inscripción “Fuego Nuevo” en semicírculo en la parte superior.   En la parte derecha del campo, la ceca “Mo” y debajo el signo “$” con el valor “20”.    En la parte inferior derecha del campo la inscripción “Xiuhtecuhtli” en semicírculo; en el anillo, abajo, “Año 2000”.  Todo este conjunto dentro de una estilización del anillo del resplandor de la Piedra del Sol.


Fuentes:


16/8/2014

20 PESOS CENTENARIO DE LA GESTA HEROICA DE VERACRUZ 2014



Era el año 1914.   México estaba en plena Revolución y el presidente norteamericano Woodrow Wilson no reconocía al gobierno de Victoriano Huerta.   Las relaciones entre ambos países eran complicadas.   Algunas naciones enviaron buques al noreste para “proteger sus intereses”, mientras Estados Unidos desplegaba barcos por todo el Golfo de México.

El desembarco norteamericano planeado para Tampico, de última hora cambió al Puerto de Veracruz. 
El 21 de abril de 1914 los invasores desembarcaron.  Los veracruzanos pronto tomaron las armas, al tiempo que cadetes de la Escuela Naval Militar se dispusieron a defender a la patria.   Virgilio Uribe y José Azueta fueron dos personajes que llevaron su heroísmo al extremo en defensa del país.

“El personal de la escuela fue armado y se ubicó en distintas posiciones, disparó contra las tropas norteamericanas hasta lograr su  repliegue, pero también provocó el fuego de artillería de uno de sus buques de guerra y de las lanchas de desembarco que causaron daños en el detall y otras oficinas. Los alumnos de la escuela que se encontraban en el segundo nivel del plantel  estuvieron expuestos al fuego enemigo, el cadete Virgilio Uribe Robles, en el momento que trataba de cargar  de nueva cuenta su arma recibió un impacto mortal de bala en la parte superior del hueso maxilar derecho. Rápidamente fue auxiliado por el Comodoro Manuel Azueta, el Teniente Mayor Modesto Sáenz y por algunos de sus compañeros quienes lo trasladaron a uno de los dormitorios, posteriormente fue recogido por la Cruz Roja para ser trasladado al Hospital Militar de San Sebastián, en donde murió a las 17:30 horas”. 1 

Meses más tarde Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista y Presidente Interino de la República, logró un acuerdo con Estados Unidos para su retirada.   Por cuarta vez más Veracruz fue considerada como “Heroica”.

Veracruz: Cuatro veces “Heroica”

El 18 de noviembre de 1825, con la rendición de las últimas fuerzas españolas guarnecidas en la fortaleza de San Juan de Ulúa.
El 27 de noviembre de 1838, por el bombardeo de las fuerzas francesas durante la Guerra de los Pasteles.
El 22 de marzo de 1847, por el bombardeo de las fuerzas estadounidenses en la Guerra de intervención estadounidense.
El 21 y 22 de abril de 1914 por la defensa durante el desembarco de las tropas estadounidenses. 2 

Para conmemorar este acontecimiento, a finales del mes de febrero de 2014, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen para establecer las características que tendrá la moneda conmemorativa del Centenario dela defensa del puerto de Veracruz en 1914 ante la ocupación estadounidense.

El documento indicaba que la pieza debería se bimetálica, tener un valor nominal de 20 Pesos y su diámetro sería de 32 milímetros.   A partir de ese momento, la Secretaría de Marina se puso a trabajar en el diseño.


El pasado 15 de agosto de 2014, Banco de México puso en circulación esta pieza, cuyo tema central es la Heroica Gesta del Puerto de Veracruz en la que la unidad y fraternidad de los mexicanos quedó demostrada una vez más.

En la moneda destaca la figura de dos de los personajes calves en este suceso histórico: Virgilio Uribe y José Azueta, con otros elementos como el edificio de la Escuela Naval Militar y un ancla.

Composición: Bimetálica, cuproníquel al centro y aluminio-bronce en el anillo.
Peso: 15.9 gramos
Diámetro: 32 milímetros
Canto: Estriado discontinuo

Anverso.-
El Escudo Nacional con la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.



Reverso.-
Al centro los retratos de Virgilio Uribe y José Azueta con el edificio de la Escuela Naval Militar debajo; las siluetas de los defensores civiles del puerto a la izquierda y un ancla en el costado derecho.   En la parte superior de la moneda y en semicírculo, la leyenda “Centenario de la Gesta Heroica de Veracruz”, con los nombres “José Azueta” y “Virgilio Uribe” debajo de ella; en el exergo, Escuela Naval” y los años “1914-2014”; y, finalmente, en el margen izquierdo la ceca de la Casa de Moneda de México y, en el derecho, la denominación “$20”.  3  




Fuentes:



15/8/2014

1 CENTAVO CAMPECHE 1861


¿Moneda local ó ficha comercial?


En 1861 se acuñó en la ciudad de Campeche esta moneda de 1 Centavo.   Según la gran mayoría de los catálogos, es clasificada como “moneda local”, diferenciándose de otras piezas que tenían más bien un carácter privado.

José Manuel Sobrino, escribió: “Se trata de monedas, generalmente de cobre, cuya emisión estaba sancionada por alguna autoridad nacional, estatal o municipal, y que, acuñadas para satisfacer necesidades circulatorias locales, deben considerarse como monedas de necesidad.   A fin de distinguirlas de los tlacos y pilones se le ha llamado por algunos autores ‘moneda regional’ dejando el término tlaco a lo que desde un principio se consideró como la moneda privada de los tenderos”. 1 

En este caso se encuentra la pieza que nos ocupa ahora; sin embargo, a pesar de estar clasificada como “moneda local”, “fue más bien una ficha comercial introducida no por el municipio en forma oficial, sino por las diversas casas mercantiles que se ubicaban en el centro de Campeche”, así me lo aclaró el estudioso numismático Ricardo De León Tallavas, quien tuvo la oportunidad de acercarse a documentos que confirman esta afirmación.

Así que el centavo de Campeche, es más bien una ficha comercial y no una moneda local.

Además, otro colega, el investigador Fernando González Ortega, nos recuerda que en esa época Campeche era solo un municipio, parte del Estado de Yucatán, lo que le permite suponer a De León Tallavas, que “la entonces extraña denominación de 1 Centavo, cuando la población campechana estaba acostumbrada a gastar fracciones de real, fue algo para tratar de acelerar justamente la separación de Campeche y Yucatán, la cual había iniciado desde 1858”. 

La pieza está acuñada en latón.



Anverso.-
Rodeando completamente la pieza y a tres renglones, “Municipio de Campeche”.



Reverso.-
También a tres renglones separados por dos flores atadas, “Un Centavo 1861”.


Fuentes:


1. “La Moneda Mexicana Su Historia”, Banco de México, S. A., México, 1972.  Págs. 284-285